domingo, 13 de octubre de 2013

Opina openheimer




La reciente firma de un inusual acuerdo bilateral entre el gobierno de Estados Unidos y el estado brasileño de Sao Paulo hace que muchos nos preguntemos si Washington está ensayando una nueva estrategia en Latinoamérica: pasar por encima a los gobiernos nacionales no muy amistosos, y buscar acuerdos con autoridades estatales o municipales más amigables.

Podría ser una estrategia de gran impacto, porque muchos de los países latinoamericanos más hostiles a Estados Unidos tienen sus capitales o sus ciudades más importantes gobernadas por líderes de oposición que estarían felices de firmar acuerdos para atraer más inversiones, más comercio y más intercambios educativos con Estados Unidos. Las ciudades de Caracas, Buenos Aires, Guayaquil y Santa Cruz, por ejemplo, podrían estar en esta categoría.

El gobierno de Estados Unidos no ha dicho nada al respecto, pero un artículo que acaba de aparecer en la página web de la revista Foreign Affairs, escrito por el jefe de asuntos internacionales del estado de Sao Paulo, Rodrigo Tavares, propone que Estados Unidos y todos los países firmen más acuerdos con gobiernos estatales y municipales.

El artículo, titulado “La política exterior se vuelve local”, señala que estamos entrando en un nuevo mundo de “relaciones exteriores sub-nacionales”.

A principios de este mes, el estado de Sao Paulo —el estado más rico de Latinoamérica, gobernado por el líder de la oposición Geraldo Alckmin— firmó un acuerdo estableciendo “relaciones bilaterales formales” con el Reino Unido, afirma.

En marzo, el estado de Sao Paulo firmó un acuerdo similar para forjar “relaciones directas” con Estados Unidos, y el estado brasileño está planeando firmar en breve acuerdos de esa misma clase con Canadá, Francia, Alemania y varios países asiáticos, dice el artículo fechado el 9 de octubre.

“Con el fortalecimiento del poder local, las principales ciudades, estados y provincias del mundo han adoptado políticas internacionales antes reservadas exclusivamente a los gobiernos nacionales”, dice Tavares.

“Con la globalización, estos gobiernos sub-nacionales ya no pueden cumplir con sus responsabilidades constitucionales en materia de educación, sanidad, desarrollo económico, transporte, medio ambiente y otras áreas si no interactúan con el mundo. Estas autoridades locales confían en el flujo internacional de capital, conocimiento y personas para implementar exitosamente sus programas de gobierno”, agrega.

Además, a los gobiernos nacionales les resulta cada vez más difícil lidiar con temas locales. No tiene sentido que el Secretario de Estado John Kerry dedique su tiempo o recursos a una licitación internacional para una nueva línea de metro en Sao Paulo, argumenta Tavares.

En cuanto a si las constituciones nacionales permiten acuerdos de gobiernos nacionales con gobiernos locales, Tavares señala que casi todas ellas establecen que las relaciones deben ser entre los países, pero agrega que eso también está cambiando.

El año pasado, el entonces canciller brasileño Antonio Patriota anunció que su ministerio reconoce “la nueva realidad de la diplomacia federativa” y el gobierno del estado de Sao Paulo aprobó un plan de relaciones exteriores estatal de 54 objetivos, afirma.



Read more here: http://www.elnuevoherald.com/2013/10/12/1589064/oppenheimer-adoptara-eeuu-la-diplomacia.html#storylink=cpy
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es bienvenido

El Terere, Todo está aqui